Menu

Cinco momentos, cinco vivencias, de la temporada 2019 del Kometa Cycling Team

Noticia · 26 diciembre, 2019

Una temporada ciclista da para mucho. Viajes, carreras, concentraciones, convivencias, experiencias… La segunda campaña de vida del proyecto continental de la Fundación Alberto Contador no ha sido una excepción a tan intenso día a día, algo intrínseco a este deporte. Muchos momentos buenos, alguno que otro malo, pero sobre todo muchísima dedicación y muchísimo compromiso en esa pasión común por la bicicleta. Aquí no están todos, ni tan siquiera son los más destacados, pero sí son cinco momentos de esta segunda aventura en el campo profesional. Cinco momentos dentro del Kometa Cycling Team.

1. Una ‘Grande Partenza’.

La Volta a la Comunitat Valenciana 2019 arrancaba con una crono en la localidad alicantina de Orihuela de 10,2 kilómetros y la casualidad quiso que el primer ciclista en tomar la salida en esta edición fuera un corredor del Kometa Cycling Team. Puro simbolismo. El italiano Stefano Oldani tuvo ese honor. El lombardo acabó en el puesto 120, a 1:20 del ganador (el noruego del Dimension Data Edvald Boasson-Hagen), dando las primeras pedaladas de una campaña muy destacada en la que sólo le faltó sumar una victoria muy perseguida y que, gracias a su polivalencia, acarició en varias ocasiones. Incluso la mala fortuna le privó de postularse con firmeza a la misma, como en una vertiginosa primera etapa de la Vuelta a Aragón en la que un inoportuno pinchazo le sacó del grupo cabecero de veinte unidades que se jugó la victoria.

2. Tres hombres en la pelea del Kekesteto.

El Kometa Cycling Team cuajó una de sus mejores actuaciones de la temporada en la Vuelta a Hungría. La ronda ciclista magiar, uno de los grandes compromisos del año por los intereses comerciales de los patrocinadores en el país, cambiaba de fechas y se adelantaba al mes de junio, proponía un recorrido más duro que el año precedente y también crecía en una etapa. La formación tuvo mucha presencia en carrera, no dudó en coger las riendas del desarrollo de varias etapas y desplegó un impagable trabajo colectivo en aras de un bien común. La etapa reina fue el cénit, con Márton Dina, Juan Pedro López y Stefano Oldani integrados en la pelea por la carrera. Actores principales ante corredores más experimentados o estructuras de categoría superior. Sin complejos. López lo probó de lejos. Dina se vació también para apurar las opciones de un éxito parcial. En la general acabaría segundo, siendo el primer húngaro de la misma.

 

3. De caídas y bajas inoportunas.

Son parte del desarrollo de este deporte, un riesgo que está ahí y es inherente a la propia naturaleza de la bicicleta. En febrero, después de una ilusionante buena primera etapa, el velocista italiano Michele Gazzoli sufría un percance en la llegada de la tercera etapa de la Vuelta a Antalya, donde se fracturaba la clavícula izquierda. El de Brescia tenía que pasar por el quirófano. Una caída que lastró toda su temporada. Idéntica fortuna, pero con mejor suerte, vivió el luxemburgués Michel Ries. El corredor del Gran Ducado, tras haber cuajado un formidable Giro de Sicilia, sufrió una grave caída en la bajada del Santuario del Acebo, durante la segunda etapa de la Vuelta a Asturias. Una rotura en la escápula y dos costillas fisuradas fueron los principales daños de un accidente cuyas secuelas le dejaron un mes fuera de las carreteras y le hicieron perderse la Vuelta a Hungría.

4. Protagonistas sin complejos.

En la notoria Vuelta a Burgos o en el renacido Giro de Sicilia el Kometa Cycling Team fue una de las formaciones con más protagonismo. En la carrera castellana la formación madrileña buscó todos los días formar parte de la escapada buena, algo que logró. En Italia, una cita en la que el recorrido suponía todo un reto incluso por la presencia de una etapa de más de 235 kilómetros, los ciclistas también lograron formar parte de escapadas. Isaac Cantón vistió el jersey pistacho de la montaña. Y en la lucha por la general Michel Ries fue uno de los grandes protagonistas de la pelea en la subida final al Etna, donde se resolvería la carrera. Esa ambición, esa falta de complejos ante equipos más potentes o corredores más veteranos, ese interés por plantear batalla o contar con presencia en carrera ha sido una constante y también ha deparado momentos intensos en otras citas como Vuelta a Asturias, Vuelta a Aragón o Circuito de Getxo.


5. Las victorias.

No son una obsesión dentro del Kometa Cycling Team y mucho menos después del sorprendente e inesperado botín que deparó la campaña 2018 con los grandes resultados firmados entonces por la velocidad de Matteo Moschetti, pero las victorias siempre se agradecen. En 2019 la formación madrileña con alma italiana ha sumado dos victorias, ambas en el Giro del Valle d´Aosta y ambas en etapas con final en alto. El luxemburgués Michel Ries se anotó la primera. Al día siguiente, fue el español Juan Pedro López. Dos triunfos que venían a premiar la insistencia y la regularidad de los corredores del equipo durante una temporada en la que se acariciaron los 50 top-ten y la veintena de top-cinco. Los éxitos tardaron en llegar, pero se acariciaron en varias ocasiones. La primera, sobre todo, con Juan Pedro López en la etapa reina de la Vuelta a Antalya, pero también con Stefano Oldani en la Istrian Spring Trophy o el italiano Antonio Puppio en la jornada inaugural de la Vuelta a Aragón.

Más noticias

Kometa Xstra
uvet Pedranzini A Gobik Luke Air Rotor Skoda Valtellina Openjobmetis
Ambrosetti Koo Enervit Vittoria elmec Oliva Nova Look Premiummadrid Tacx Sportlast John Smith Scicon Bend36 Navali Princesa Eboli Pelletterie KASK DMT Training Peaks Prologo Velotoze