Menu

Ante un duro Giro de Italia U23 con epílogo en la Valtellina: día a día y equipo supercompetitivo

Noticia · 25 agosto, 2020

Giro d´Italia U23
Del 29 agosto al 5 de septiembre de 2020

Nuevas fechas, menos etapas pero carrera sobre el asfalto al fin y al cabo. El Giro de Italia U23, la gran prueba por etapas de la categoría, supera las dudas acarreadas por la emergencia sanitaria y por el confinamiento y sale adelante de nuevo de la mano de la Nuova Ciclística Placci 2013. La prueba emerge con un trazado sobre ocho etapas que discurre por las regiones de Las Marcas, Emilia-Romagna, Véneto y Lombardía. Un recorrido de nuevo exigente en el que estará presente el Kometa-Xstra Cycling Team liderado por el italiano Alessandro Fancellu. Una participación que ilusiona al mismo tiempo que supone todo un reto por ser la primera ocasión en la que la estructura continental, también presente en la Vuelta a Hungría, compite en dos pruebas al mismo tiempo.

Junto a Fancellu, un equipo con buen nivel para la escalada y capacidad de trabajo para el llano que completan el portugués Daniel Viegas, el italiano Antonio Puppio y los españoles Alejandro Ropero, Sergio García y el stagiaire Edu Pérez-Landaluce. “Queremos pelear por lo máximo y ya veremos dónde podemos estar”, cuenta Fancellu, quien vivirá un día especial en la jornada final, exigente, durísima, en una población de Aprica de la que es natural su madre. En el Mortirolo, la última gran dificultad de la carrera, comenzó de hecho a a gestarse su pasión ciclista.

En un Giro sub23 sin contrarreloj de ningún tipo será la montaña la que marque su ley dada la entidad de algunos de los puertos que afrontarán los corredores, si bien un par de etapas presentan emboscadas en las que cimentar sorpresas. Ya el primer día, de hecho, el trazado del circuito con salida y llegada invita a las precauciones por los cuatro pasos por la subida a I Gualdi, el último a nueve kilómetros de una llegada con la que se quiere conmemorar, por cierto, el 500 aniversario de la muerte de Rafael Sanzio, uno de los grandes artistas del renacimiento. El ciclismo italiano, siempre aliado con los símbolos extradeportivos.

La etapa con destino a Bolca del cuarto día, sobre todo por el encadenado de Lessini, La Bertola y La Collina antes de la ascendente llegada (y no puntuable) a esta población posiblemente pueda ser considerada como primer día clave antes del fin de fiesta en la Valtellina con dos propuestas de gran dificultad: primero el final en Montespluga (casi 30 km de subida hasta casi los 2.000 metros de altitud) y el último día la temida jornada de un Passo di Foppa, más conocido como Mortirolo, que se sube desde Mazzo di Valtellina. Aunque en una carrera con tanta concurrencia que despierta tantas pasiones como el Giro, al final cualquier día puede ser determinante.

“El objetivo de partida es el salir a pelear todas las victorias de etapa y, a medida que pasen los días, la carrera nos irá diciendo qué sucede de cara a la general”, señala el italiano Dario Andriotto, que dirigirá la escuadra en la corsa rosa. “El Giro U23 es una carrera muy diferente a la que hacemos durante la temporada. No existe un control real, puede pasar algo en cualquier momento. No existen equipos de categoría WorldTour que puedan controlar el desarrollo de la etapa como en la Vuelta a Burgos o en el Tour de l´Ain. No, aquí está todo más abierto. Y dada la participación es como un pequeño mundial. Objetivamente creo que tenemos un equipo muy bueno, supercompetitivo, pero también que hay que estar tranquilos. Nos preguntan mucho sobre Fancellu, sobre si venimos a ganar con él… Y bueno, es un chaval de segundo año, es muy joven, no hay que presionarle. Me entristece mucho no haber podido contar con Fetter, que estaba en una gran condición física. Pero en el equipo contamos con Sergio, que tiene toda la experiencia del año pasado y puede hacerlo bien, Ropero… Tenemos un equipo competitivo, ma piano piano”.

Alessandro Fancellu, por su parte, revela: “Me siento bien y más fuerte que en Burgos. La Vuelta a Burgos fue muy exigente, por momentos brutal, pero también estoy seguro que necesitaba una carrera muy dura como esta para mejorar mi condición física. El Giro de Italia es mi principal objetivo y lo he preparado bien. No he competido desde Burgos y creo que me he entrenado duramente. Espero ser competitivo de cara a la general en la corsa rosa”.

En el ‘seis’ del Giro se encuentra el asturiano Edu Pérez-Landaluce, quien debuta con el equipo continental como stagiaire y ya tuvo la oportunidad en 2019 de competir en la prueba italiana con el equipo sub23 que dirige Rafa Díaz Justo. “Volver al Giro es un auténtico lujo. Ya tuve la suerte de hacerlo el año pasado y la experiencia me encantó. Este año tengo otra oportunidad, pero con el extra de motivación que siempre es el hacerlo con el equipo continental. Al final el Giro es una carrera larga, principalmente para escaladores y fondistas, y pienso que con el equipo que llevamos por qué no podemos pensar en aspirar a todo”.

Las etapas.
29 de agosto: Urbino-Urbino (150,5 km).

30 de agosto: Grada-Riccione (125 km).

31 de agosto: Riccione-Mordano (150,5 km).

1 de septiembre: Bonferraro di Sorgà-Bolca (159,3 km).

2 de septiembre: Maróstica-Rosà (132,7 km).

3 de septiembre: Colico-Colico (157,1 km).

4 de septiembre: Barzio-Montespluga (116,5 km).

5 de septiembre: Aprica-Aprica (120,9 km).

Corredores relacionados

Alejandro Ropero Alessandro Fancellu Daniel Viegas Antonio Puppio Sergio García

Más noticias

Kometa Xstra
uvet Pedranzini A Gobik Luke Air Rotor Skoda Valtellina Openjobmetis
Ambrosetti Koo Enervit Vittoria elmec Oliva Nova Look Premiummadrid Tacx Sportlast John Smith Scicon Bend36 Navali Princesa Eboli Pelletterie KASK DMT Training Peaks Prologo Velotoze